Servicios de la Casa de Piedra y normas de uso.

A partir del martes 28 de julio de julio nuestro centro recupera nuevos servicios. Como ya sabéis, dadas las pautas de las autoridades sanitarias y de los departamentos culturales del Ministerio de Cultura y la Consejería de Cultura del Principado de Asturias el servicio tiene una serie de limitaciones y pautas a seguir por trabajadores y usuarios que resumimos aquí y que podéis consultar en la infografía que adjuntamos más abajo:

  • Sólo estarán abiertos los servicios de préstamos y devolución de documentos (no es posible la consulta el sala) las salas de estudio o trabajo y las salas de exposiciones.
  • No es posible acceder a las salas de préstamo, únicamente se podrá requerir los libros demandados al personal de la biblioteca en el mostrador de entrada y los libros solicitados serán entregados al usuario.
  • Se abren las salas de estudio o trabajo, cuyo uso estará condicionado a la reserva previa telefónica de las salas.
  • Se recomienda la consulta del OPAC (catálogo en línea) para la consulta de los fondos de la biblioteca antes de la visita o ponerse en contacto de forma previa con el centro para hacer las consultas sobre los materiales disponibles para préstamo.
  • Se recomienda la primera hora de apertura (11,00 a 12,00 h.) para las visitas de las personas mayores de 65 años.
  • Para acceder a mostrador de entrada será necesario contar con elementos individuales de protección, mascarillas y hacer uso de geles hidroalcoholicos. Para permanecer en las salas de estudio o trabajo será obligatorio hacer uso de la mascarilla.
  • Los libros que nos devolváis estarán en cuarentena 14 días hasta poder volver a estar diposnibles para el préstamo.
  • Se deberán guardar en todo momento las distancias interpersonales y cumplir los requerimientos del personal de la Casa de Piedra en  materia de seguridad y uso de los servicios.
  • El acceso a las salas de exposiciones se realizará de forma ordenada, solo pudiendo acceder personas convivientes a la vez debiendo permanecer las personas que esperan en el exterior.