100 años del fallecimiento de Galdós. Fondos de nuestra biblioteca sobre el autor.

En enero de este raro año 2020 se cumplió el centenario del fallecimiento del escritor Benito Pérez Galdós, una de las figuras de la literatura española y universal del siglo XIX y que muchos consideran como el mejor novelista español solo superado por Cervantes. El autor de Fortunata y Jacinta, Tormento, Miau, Marianela o los monumentales Episodios Nacionales ha recibido este año diferentes homenajes (algunos lamentablemente suspendidos), y nosotros habíamos previsto dedicar algunas de las celebraciones del año (Día del Libro, Día de las Bibliotecas…) a su figura, pero la realidad de este año infausto no nos lo ha permitido.

En nuestra biblioteca conservamos diferentes materiales de y sobre el autor que ponemos a vuestra disposición y que recopilamos en una búsqueda en nuestro catálogo que podéis consultar pinchando en la imagen de abajo. Y si queréis algún libro que no encontréis en nuestros fondos ya sabéis que podemos pedirlo a cualquier biblioteca de Asturias y en muy pocos días lo tenemos aquí para préstamo.

Pincha en la imagen para consultar las obras de Galdós en nuestra Biblioteca

Benito Pérez Galdós (Fuente Biblioteca Nacional)

La principal aportación de Benito Pérez Galdós (Las Palmas, 1843-Madrid, 1920) a la cultura española fue inventar una imagen moderna del ser humano, que superaba la forjada a base de los arquetipos mentales y dualidades predominantes desde el Renacimiento: razón y corazón, mente y emociones, espíritu y cuerpo. Estos contrastes habían determinado los vaivenes de un campo intelectual colonizado por esa ideología que hizo prevalecer la superioridad del espíritu (lo noble) sobre el cuerpo (lo innoble) y contribuyó al desequilibrio, personal y colectivo, de la sociedad española.

Pérez Galdós ofreció en sus obras literarias un modelo de ser humano real, verdadero, en sintonía con su contemporaneidad, que a la vez no renunció a la herencia literaria del Siglo de Oro y muy especialmente a la del universal personaje cervantino, don Quijote de la Mancha, cuyo poder de imaginación podía doblegar las preocupaciones materiales. Sus quijotes decimonónicos ya no serán hidalgos, sino abogados, empleados, médicos, comerciantes, profesores, maestros, y mujeres admirables. (Fuente: Exposición La verdad Humana, BNE)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s